PorManu / General / 0 Comentarios

La Conciencia Vial

A menudo por las calles de nuestras ciudades y por nuestras carreteras observamos comportamientos tanto a peatones como a conductores de cualquier tipo de vehículos (tanto particulares como profesionales) que mucho se alejan de las normas establecidas en el Reglamento de la Dirección General de Tráfico.

Estos comportamientos muchas veces se realizan por negligencias, despistes o desconocimiento de cómo hemos de hacerlo, pero en otras ocasiones y para mí son los más graves, se realizan con pleno conocimiento de causa de estar obrando mal.

El periodo que las personas pasan en la autoescuela por lo general es el suficiente para que adquiera todos los conocimientos necesarios para ser un buen conductor. Aprende toda la normativa relevante en cuanto a circulación de vehículos y tras pasar la prueba teórica y práctica demuestra que está preparado para circular correctamente por nuestras vías.

Pero, a pesar de esto, la gente no está concienciada de lo importante que es hacer un uso responsable de las vías para salvaguardar tanto su seguridad como la de terceros que se ven interaccionando con ellos por las calles.

La Conciencia Vial

Las Autoescuelas tienen una labor difícil, por un lado enseñar a conducir bien a los alumnos es un requisito necesario pero tenemos algo más complicado que es inculcar a los alumnos una educación vial y una conciencia de respeto por los demás usuarios de la vía que se torna en una tarea muy complicada con muchos alumnos.
Podemos señalar que es imposible concienciar a una persona en solo 2 meses de formación. Nosotros destacamos la importancia de una educación solida desde la base, es decir, que las personas reciban este tipo de conocimientos a una muy temprana edad, así proponemos que se instaure una signatura obligatoria en todos los colegios en la que se enseñen pilares básicos de educación vial y la importancia de cumplir las normas.

Además, todo esto no tendrá ningún valor si en sus casas no se les refuerza este tipo de conocimientos y comportamientos. De nada sirve aleccionar a un niño sobre las señales de tráfico y su uso si cuando esté a cargo de sus familiares circulando por las vías estos no respetan las señales o su comportamiento se aleja del que se predica en la normativa.

En la Autoescuela A-52 somos conscientes del gran problema de concienciación en nuestras carreteras por eso tanto en nuestros Cursos Intensivos como en las clases prácticas fomentamos además de una buena conducción y una conducción eficiente un comportamiento de nuestros alumnos totalmente en consonancia con la Conciencia Vial, ya que además de ser buenos conductores, hemos de hacer una ciudadanía mejor.

Nosotros practicamos una conducción segura, ¿Y tu?